Blog

Tratamiento de la Hernias Discales con Ozono

Tratamiento de la Hernias Discales con Ozono

La hernia discal es una de las lesiones más dolorosas para el que la padece. Múltiples opciones se le presentan al paciente para paliar los efectos de su hernia o para corregirla de forma definitiva. A continuación intentaremos explicar en qué consiste una hernia discal y cómo el tratamiento con ozono le puede ayudar a corregirla.

¿Qué es una hernia discal?

Como ya sabrá, entre las vértebras hay un disco que permite la movilidad de las mismas.  Los mismos hacen la función de amortiguar nuestros movimientos y  de darle flexibilidad a la columna.

El disco está formado por un borde duro y resistente y una parte interior más blanda que es la que absorbe los movimientos generados por nuestro cuerpo. Si la parte interior sobresale rompiendo el borde exterior se produce la hernia discal.

Síntomas de la hernia discal

Aparte del dolor en la vértebra dañada hay otros síntomas previos que le pueden ayudar a conocer lo que le sucede de antemano.  El entumecimiento en uno de los lados del cuerpo, el dolor que aumenta al estar mucho tiempo de pie o sentado, cierto hormigueo en la zona dañada y una debilidad general son algunos síntomas que le ayudará a ir al especialista para que le haga las pruebas necesarias que confirmen este tipo de lesiones.

Soluciones para la hernia discal

Dependiendo del especialista, o de si es paciente de la Seguridad Social o de un seguro médico privado, se le propondrán una serie de soluciones. En el primer caso siempre se optará por eliminar el disco y soldar las dos vértebras perdiendo movilidad y flexibilidad de forma inmediata.

En el segundo caso se le puede ofrecer la opción de ser operado por láser. Esta herramienta se encargará de igualar el disco, corregir la hernia y darle la forma original a la parte dañada. Sin embargo, el tratamiento con ozono es, por poco invasivo y por ser uno de los más efectivos, uno de los preferidos por parte de muchos pacientes con esta lesión.

Tratamiento con ozono para la hernia discal ¿En qué consiste?

El especialista será el encargado de inyectarle en el disco una mezcla compuesta en un noventa y cinco por ciento de oxígeno y en un cinco por ciento de ozono. Esta sustancia es capaz de eliminar hasta el cincuenta por ciento del dolor al provocar la reducción de la hernia. La intervención se hace por laparoscopia por lo que no ha de temer al postoperatorio o a los temibles efectos de la anestesia.

Una vez realizada esta intervención, que suele durar una hora, el paciente puede marcharse a casa. Deberá regresar a la semana siguiente para volver a ser inyectado en los músculos vertebrales. Esta segunda sesión favorecerá la flexibilidad de los músculos que rodean las vértebras.

Cuándo se desaconseja el uso de este tratamiento

Aunque el ozono es una sustancia que el organismo absorbe sin el menor problema, hay algunos casos en los que una persona no puede someterse a este tipo de tratamiento. Pacientes que hayan sufrido un infarto, que tengan insuficiencia renal, insuficiencia hepática, problemas de coagulación,  hipertiroidismo,  o un amplio historial de adicción a las drogas no podrán beneficiarse de este tratamiento.

Valoración final

La terapia de ozono para corregir las hernias discales es una de las más usadas por aquellos pacientes que no quieren pasar por el quirófano sin conocer el resultado de la operación a la que se van a someter. Es importante reseñar que este tipo de intervención es totalmente segura y que, salvo en los casos arriba especificados, ofrece uno resultados magníficos en todo tipo de pacientes con tan temible dolencia.

Pregunte a su especialista y baraje la opción de someterse a este tipo de tratamiento que eliminará de forma efectiva las molestias hernias discales. Notará la diferencia apenas unas horas después de ser intervenido y podrá seguir adelante con su rutina diaria sin problema alguno.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *