Blog

Vuelta al trabajo después de una hernia discal

Vuelta al trabajo después de una hernia discal

Si ha tenido una hernia discal, y ha decidido operarse, sería conveniente saber cómo podría volver al trabajo sin poner en riesgo su salud. Es evidente que este objetivo depende, directamente, del tipo de trabajo que tenga. Si se trata de una labor física es posible que sea el propio especialista médico el que le aconseje qué hacer exactamente.  Si es una labor mental en la que trabaje sentado o sin demasiados esfuerzos le será más fácil incorporarse a su puesto de trabajo.

Recuerde que uno de los factores decisivos para volver a su actividad es el tipo de operación al que se ha sometido.  Si le han extirpado todo el disco-discectomía-podrá hacerlo rápidamente. Cambia un poco la previsión si ha sido una artrodesis vertebral en la que le unirán dos vértebras con la correspondiente pérdida de flexibilidad y movilidad.

El punto más importante de este regreso al mundo laboral es que no depende directamente de usted. Si todo ha ido bien, y el cirujano así se lo indica, es más que probable que ya le hayan comentado que hay que ir recuperando, progresivamente, la musculatura de la espalda para que todo vuelva a la normalidad paso a paso y sin prisas.

Si trabaja como profesor u oficinista podrá regresar a trabajar aproximadamente en unos veinte días.  Dependiendo de su capacidad física, es posible que incluso antes sobre todo si no tiene que tomar analgésicos para calmarle el posible dolor que pudiera aparecer en cualquier momento.

A destacar que, dependiendo de dónde tuviera la hernia discal, así será su recuperación. Las hernias lumbares suelen ser más problemáticas al ser las que soportan el peso de toda la columna. Es decir, tendrá que llevar a cabo una rehabilitación más intensa para conseguir recuperar la fortaleza necesaria para trabajar.

Si la hernia era cervical entenderá que tampoco podrá trabajar de forma inmediata por lo que quizás tendrá que usar analgésicos y opiáceos que le evitarán tener la concentración necesaria.  Lo más importante no es tanto volver a trabajar, sobre todo teniendo en cuenta que la actividad es-en muchos casos-la culpable de la lesión, como seguir las instrucciones que le de su traumatólogo para cumplir una “hoja de ruta” llena de objetivos que le ayudarán a conseguir su objetivo en el tiempo que estime el profesional.

Por consiguiente, es fundamental que le explique a su médico el tipo de actividad que hace y las posibles limitaciones que podría tener a partir de la operación. Su jefe/a deberá entender, con suerte, que usted es el mismo trabajador, con la misma eficiencia de siempre pero quizás tenga que haber un periodo de adaptación a su circunstancia.

Si su lesión se la ha provocado trabajando, bien sea por un trabajo físico demasiado intenso  o por un trabajo sedentario y mecánico,  sería conveniente tomar las medidas de protección necesarias para evitar que se repita. El uso de fajas correctoras, aprender a manejar cargas de una manera más efectiva y, posiblemente, un cambio en su puesto de trabajo pueden ser soluciones fáciles de adoptar.

Lo mismo sucede si es oficinista. Tanto una faja como un cojín de gel, así como un resosapies , serán fundamentales para corregir su postura y permitirle que gane en efectividad y en productividad. Será usted el que tenga que encontrar los adminículos necesarios para aliviar sus dolencias y sobre todo para alargar la eficacia de la cirugía a la que se ha sometido.

Todo sea por volver al trabajo pero hacerlo de manera más lógica, más racional y protegiendo su columna vertebral. Será el trabajo también el que le vaya avisando de qué tiene que hacer para volver a ser el que fue.

Concluimos por lo tanto que  es importante seguir las directrices del facultativo, cumplir esa hoja de ruta que se le facilite y usar todo lo necesario para que su trabajo sea rentable para su jefe/a y saludable para usted. Esperamos haberle ayudado a tener las ideas un tanto más claras y también a animarle a que se opere de su hernia discal para comenzar una nueva etapa vital que le ayude a regresar a su puesto de trabajo en plenitud de facultades.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *