Tratamiento de la hernia discal

Antes de empezar a hablar de tratamientos es importante que primero entienda qué es y cómo se manifiesta esta enfermedad.

La hernia discal se presenta cuando un disco de la columna vertebral sufre un desplazamiento anormal debido a un desgaste o a otro tipo de causas donde el disco que separa dos vértebras se mueve modificando el espacio donde debe estar.

Es así como esta empieza a presentar síntomas dolorosos, entre ellos punzones en la columna o en otras partes del cuerpo además de presentar adormecimiento de la parte afectada.

Una de las cosas que más preocupa a las personas que lo padecen, es cuando se presenta la perdida de la sensibilidad de algunas partes del cuerpo como las piernas.

Este síntoma es indicio de que este movimiento anormal del disco está comprometiendo al sistema neurológico puesto que está tocando las terminaciones nerviosas que se encuentran en la columna.

Es así como con estos síntomas llega la imposibilidad de moverse fácilmente, de agacharse o de hacer cualquier tipo de acción que requiera fuerza, es por esto que un desplazamiento de un disco es llamado una hernia discal.

¿En qué consiste el tratamiento?

Tal vez las personas que padezcan esta enfermedad empiecen a preguntarse por lo tratamientos que existen y surge la preocupación a la persona cuando siente que puede ser de cirugía su problema discal.

Sin embargo, es significativo que sepa que no todas las hernias necesitan de intervención quirúrgica, eso depende del grado de pronóstico de desplazamiento de la misma.

De acuerdo con lo anterior, el tratamiento dependerá del grado de la enfermedad, si esta hernia es leve, el tratamiento no llevará a operación, sino a terapias que le permitan controlar la enfermedad.

Si en caso contrario esta enfermedad es extremadamente dolorosa, compromete la parte neurológica y la parte medular, la única solución es operar.

Hay dos formas de tratamiento, por un lado tenemos el tratamiento médico y por el otro el tratamiento de movimiento o también llamado kinésis.

En el primera opción, el tratamiento clínico de la hernia se hace con medicamentos que permitan la desinflamación del lugar afectado por el movimiento del disco, seguido a ello, también se ayuda en la disminución del dolor con analgésicos, además de la inyección de vitaminas que contribuyan a que no progrese la enfermedad.

La segunda opción es tratamiento del movimiento, que consiste en la utilización de ultrasonido, onda corta, microondas, masoterapia, ejercicios suaves de estiramientos que permitan fortalecer la parte donde se encuentra la patología de la hernia discal.
Estos dos tratamientos permiten ver la evolución de mejora del paciente, porque si no lo es así, y persiste el dolor se pierden las fuerzas y la sensibilidad, es necesario recurrir a la intervención quirúrgica.

¿Cuándo deciden que un paciente con hernia discal debe ser operado?

A continuación presentamos cuáles son los síntomas que determinan que un paciente deba ser operado:

  1. Si la persona tiene dolores permanentes tanto en la zona lumbar como en las piernas, es un indicio para tomar la determinación de intervenir quirúrgicamente al paciente.
  2. Cuando se presenta la sensación de “adormecimiento”: cuando se presenta este síntoma en el cuerpo comprometido con la hernia, le permite determinar al doctor que esta hernia está afectando la parte neurológica.
  3. Cuando otros órganos del cuerpo se ven implicados en la hernia discal: Como las piernas, con la manifestación de dolor al instante de moverlas o inclusive al levantarlas.
  4. Cuando el paciente o la persona presenta dificultades en la parte sensorial: Es decir lo que tiene que ver con el desarrollo normal de la sensibilidad, es decir, cuando el paciente la pierde se determina como caso operable porque además pierde movilidad.
  5. Cuando los exámenes indican el grado de avance: En este aspecto se determina con exámenes médicos especializados.
  6. Cuando el paciente no siente mejoría: Esto se establece cuando los tratamientos que se realizan por seis meses en el paciente no presenta mejoría alguna.

Debido a todos los síntomas anteriores se toma la determinación que la única manera de solucionar el problema para el tratamiento es a través de la intervención quirúrgica, por ello, según los expertos hasta el momento es la única opción efectiva que hoy existe.

Esta operación se llama la extirpación quirúrgica, es indispensable para los médicos hacer muchos estudios antes de realizar la operación, puesto que como toda intervención al cuerpo tiene sus riesgos.

Esta operación tiene como objetivo quitar el disco que se ha desviado a través de un corte en el centro de la columna, cerca de la zona lumbar y de esta manera poder extraer el disco afectado.

Aunque también existen otro tipo de tratamientos no convencionales, o también técnicas naturales, el método que ha sido más efectivo hasta el momento ha sido el tratamiento médico.

Terapias para el tratamiento de la hernia discal

Cada caso es diferente

Al comenzar a hablar del Tratamiento se debe aclarar que existen diferentes tipos de hernias discales, lo cual indica que el tratamiento para cada una de ellas es único. Con el fin de determinar acerca de cuál tipo de problema se trata, lo ideal es realizar exámenes clínicos que lo identifiquen.

Las vértebras tienen un conducto por dentro del cual se encuentra la médula espinal, dentro de las vértebras se encuentran unos pequeños orificios llamados agujeros de conjunción, mediante los cuales pasan las raíces nerviosas. Toda esta formación tiene que ver con la funcionabilidad vertebral.

Dentro de cada dos vértebras se encuentra un disco, este disco en realidad se puede decir que está compuesto por un tejido fibroso. Se le llama Tratamiento de la hernia discal a la atención que se le presta al rompimiento de una de las partes del disco llamado el anillo fibroso, sin embargo, cada caso es diferente.

Esta técnica se realiza usando el amasamiento en la musculatura contracturada, es decir lo que se busca es hacer presión en la parte muscular con el fin de arreglar la parte ósea con este Tratamiento de la hernia discal aumenta la circulación sanguínea en la zona y mejora la elasticidad de la piel.

Una de las terapias es ozono, la cual se realiza de la siguiente forma:

  1. Se pueden aplicar inyecciones de ozono en los músculos con el fin de que sean afectadas las vértebras.
  2. Se aplican inyecciones de Ozono en el interior del disco intervertebral. Con el fin de realizar este tipo de Tratamiento de la hernia discal se debe usar anestesia local. El Ozono es un medio de realizar terapias, aunque no en todos los casos se puede usar de la misma forma, cantidad y frecuencia.
  3. Dentro de lo que se puede hacer con el fin de lograr mejoría en caso de necesitarse un Tratamiento de la hernia discal están los ejercicios suaves, comenzando con los de estiramiento, de tal manera que en vez de lesionarse más, se pueda obtener algún tipo de alivio aunque sea de orden temporal.

Dentro del Tratamiento de la hernia discal se encuentran las cirugías.

Las personas le tienen temor a las cirugías de hernias y con razón, pues en algunos casos aunque aislados los implicados han quedado con secuelas de por vida, sin embargo, la cirugía es un medio importante cuando otros tipos de terapias no funcionan y en vez de curarse, el enfermo se empeora.

Lo mejor que se debe hacer al respecto es realizar terapias con el fin de evitar a todo precio la cirugía, sin embargo, cuando nada de lo que se ha realizado funciona, se tiene de forma obligatoria que acudir a este medio, el cual es uno de los más dolorosos en lo que es Tratamiento de la hernia discal.

Los riesgos que se pueden correr es que la persona a la que se practique la cirugía pueda quedar imposibilitada por el resto de la vida en forma irreversible, aunque se tiene que aclarar, que la ciencia ha adelantado muchísimo al respecto y los casos son aislados y no tan frecuentes.

Conozca los síntomas de la hernia discal

Antes de presentarle los Síntomas, es importante que primero conozca qué es y así pueda identificar si usted puede estar padeciendo esta enfermedad.

Principales síntomas

  1. La hernia provoca dolor en la zona lumbar: Este es uno de los Síntomas de la Hernia Discal más recurrentes cuando se presenta esta enfermedad.
  2. El lumbago: Otra de los dolores que se presenta en los Síntomas de la Hernia Discal, es el típico lumbago, que impide hacer movimientos, debido al dolor que genera. Los dolores se presentan al agacharse, girar el tronco del cuerpo e inclusive levantar algún objeto que tenga un peso considerable.
  3. Contracciones musculares: son unos punzones en la espalda que le impiden moverse porque son inesperados los dolores.
  4. Calambres: Uno de los Síntomas de la Hernia Discal más recurrentes es sentir adormecimiento de la parte afectada en este caso la espalda.
  5. Pérdida de la sensibilidad: este aspecto es preocupante, porque perder la sensibilidad denota que la hernia está afectando nuestro sistema neurológico, cuando presente estos Síntomas de la Hernia Discal no dude en recurrir inmediatamente al médico.
  6. Rigidez muscular: este es otro de los Síntomas de la Hernia Discal que permiten identificar que usted probablemente tenga un problema de una hernia discal.Los Síntomas de la Hernia Discal están determinados principalmente por la presencia del dolor, un dolor que puede ser intenso e insoportable dependiendo del grado y del lugar donde la hernia se presente en la columna.

Las principales causas de los Síntomas de la Hernia Discal están relacionadas con problemas en la alimentación, es decir, el sobrepeso; fuerzas mal hechas; el componente genético es significativo y por último las malas posturas, cuando nos sentamos o inclusive cuando dormimos.

El dolor en alguna parte del cuerpo, factor determinante de la hernia discal
Según la parte del cuerpo que le duela le indicará dónde se aloja la hernia, por ejemplo, si el dolor continúa en las piernas, la hernia probablemente esté alojada en la parte lumbar de la columna.

Si el dolor se aloja en la mitad de la espalda, es muy posible que sea una hernia dorsal y por último si el dolor baja a los brazos desde el cuello es probable que sea una hernia cervical.

¿Qué es una hernia discal?

Qué es una hernia discal, si esta pregunta lo trajo hasta este artículo, no se ha equivocado, puesto que trataremos de resolverle todas las dudas respecto a este tema.

Tal vez está leyendo este artículo sobre qué es una hernia discal es que de alguna manera tiene algo que ver, ya sea con un dolor de espalda que lo preocupa o quizás alguien de la familia lo presenta.

Es importante aclarar que todos los dolores de espalda no obedecen a que sea una hernia discal, pero conocer qué es una hernia discal, lo ayudará a salir de la duda.

Una hernia discal se puede presentar en tres partes diferentes del cuerpo, tales como el cerebro, la columna, el estómago y la pelvis.

En el lenguaje común una hernia es el proceso en que algún órgano de nuestro cuerpo que está ubicado en cualquiera de estas partes: cerebro, columna y estomago, se desplaza fuera de su espacio original, causando así dolores que varían de intensidad de acuerdo al lugar donde se ubica y la gravedad de la hernia.

Entonces ¿qué es una hernia discal?, para este caso específico la hernia discal es producto del desplazamiento fuera de su lugar de un disco, saliéndose de su lugar original o donde debe estar.

Esta circunstancia ocurre porque de una u otra manera el disco se ha deteriorado y ya no es capaz de sostenerse en el mismo lugar, causando dolores fuertes dependiendo a la gravedad de la lesión.

¿Todos sienten los mimos dolores con una hernia discal?

Las personas que probablemente tengan preguntas de ¿qué es una hernia discal? no necesariamente se sienten los mismos dolores ni los mismos síntomas, puede que en algunas personas no comprometa el nervio por lo que no causa daños neurológicos.

En algunos casos la persona no se da cuenta que tiene un problema de este tipo debido a que la hernia no comprometió algún nervio de la médula o vertebra.

Aunque cuando se comprometen otros órganos en ¿qué es una hernia discal? como lo es el sistema neurológico, los dolores puede ser críticos, agudos o leves o como decíamos anteriormente imperceptibles.

Respondiendo a su pregunta de ¿qué es una hernia discal? tenga en cuenta que el dolor puede extenderse a otros órganos del cuerpo, que indican el lugar exacto donde se encuentra la hernia en su columna vertebral.

Las partes donde puede extenderse ¿qué es una hernia discal? son: brazos, cuello y piernas, como las más fundamentales, que pueden manifestarse con dolores fuertes, punzones, calambres, hormigueo y pérdida de la sensibilidad.

¿Cuál es la causa por la que se genera una hernia discal?

Muchas de las causas de ¿qué es una hernia discal? que permiten desarrollar la enfermedad, están determinadas por origen genético, aunque la mayoría de los casos se presenta por fuerzas mal hechas, por problemas de sobrepeso, por accidentes y por último por el envejecimiento natural de nuestro cuerpo a lo que llamamos enfermedades degenerativas.

Recomendaciones para evitar las hernias discales

Tenga en cuenta que como son múltiples las causas de esta lesión, aquí le hablaremos específicamente para la hernia discal causada por fuerzas mal hechas, por tanto, es indispensable que evite hacer movimientos fuertes sin la debida seguridad y no realice malas posturas que le ayudarán a tener más inconvenientes con este tipo de hernia.

Recuerdo anatómico

La columna vertebral está formada por 33 vertebras, 7 Cervicales, 12 Dorsales, 5 Lumbares. Las 5 Sacras y 4 Coccígeas están unidas y forman el Sacro y Coxis.

A nivel cervical, dorsal y lumbar las vertebras están separadas por el Disco intervertebral que actúa como un cojín amortiguador y consta de un núcleo gelatinoso envuelto por un anillo fibroso que lo rodea (serían como la funda y el relleno de un cojín) que le da fuerza y resistencia. El Disco amortigua las cargas y da estabilidad a los movimientos de la columna vertebral.

Las vertebras se unen entre sí mediante las Facetas o carillas articulares, de forma que una soporta a su vecina de arriba se apoya en la de abajo, y los Discos. El conjunto unido forma un conducto, El Canal Medular, por el que transcurre la Médula Espinal y las raíces nerviosas que salen entre las vertebras. Todo ello envuelto en una “faja” de ligamentos y músculos. Los músculos mas próximos a la vertebras, se llaman Multífidos, y son como unas cintas largas y delgadas que van a lo largo de toda la columna desde las cervicales a las lumbares y proporcionan estabilidad a todo el conjunto.

Una unidad funcional está formada por 2 vértebras y su disco entre ambas, ligamentos y facetas articulares.

Cuando los elementos de la unidad funcional están en equilibrio se mantiene la estabilidad de la columna vertebral.

Las alteraciones en este nivel pueden darse en las carillas o facetas (artrosis) y en el disco (protrusión, hernia discal). Se produce inestabilidad, irritación y contracturas de los multífidos y dolor.

Las zonas móviles son la región cervical y lumbar. La unidad que tiene mayor movilidad es la lumbar en L4-L5 y L5-S1, y son las que soportan la mayor carga y en consecuencia es donde se localizan el 95% de las hernias discales lumbares. A nivel cervical la zona más vulnerable es C5-C6, en la inflexión de la curva, donde la curva cervical cambia de sentido.

El dolor lumbar (lumbago) y ciática tiene múltiples causas:

  • HERNIA DISCAL (la más frecuente)
  • ESPONDILOLISIS Y ESPONDILOLISTESIS con mayor o menor grado de estenosis del canal medular
  • ARTROPATIA FACETARIA DEGENERATIVA, SINDROME FACETARIO LUMBAR
  • DOLOR DISCOGENICO
  • AFECTACION INTRINSECA DE LA RAIZ NERVIOSA
  • GANGLION
  • QUISTES INTRADURALES Y EXTRADURALES
  • OSTEOMIELITIS VERTEBRAL
  • EMPIEMAS, HIDATIDOSIS, INFECCIONES GRANULOMATOSAS, TUMORES…….

Esto significa que la HERNIA DISCAL no es la responsable de todos los lumbagos y lumbociáticas. Por todo ello es importantísimo el diagnóstico etiológico, conocer la causa del dolor es fundamental a la hora de establecer el tratamiento que mas convenga al paciente y aconsejarle en este sentido.

Tratar la causa

El tratamiento irá dirigido a eliminar el dolor, tratar la causa que lo produce y corregir los factores desencadenantes. No es cuestión de dar analgésicos y antiinflamatorios para tapar el dolor, no responde a los medios químicos, requiere medios físicos. Por todo ello podemos decir que se trata de un tratamiento multidisciplinar. Atendiendo al aspecto musculotendinoso, neurológico, articular, discal, facetario etc…

Módulos de Tratamiento Multidisciplinar del Dolor: Conjunto de técnicas adecuadamente combinadasen un protocolo concreto, entre las que se encuentran: Electroterapia con implante de electrodo temporal, bloqueos miofasciales, facetarios, descompresión axial vertebrodiscal, potenciación muscular, cinesiterapia y gimnasia correctora.

Factores de crecimiento de plasma rico en plaquetas PRP/PRGF: Constituye el tratamiento más novedoso en ARTROSIS y LESIONES DEPORTIVAS. Tratamiento de regeneración articular con concentrado de factores plaquetarios. En el CCD el PRP se obtiene en laboratorio especializado mediante extracción y centrifugación de sangre del paciente, que después se infiltra en el tejido o articulación que queremos regenerar, con protocolo de esterilización y guiado por ecografía. En el CCD se utiliza el PRP en fresco y sin añadirle nada. No produce efectos secundarios, ni alergias, no lleva aditivos, es autólogo es decir, se obtiene del propio paciente, resultando un método SEGURO Y EFICAZ. El tratamiento con PRP acelera la recuperación de pacientes con alteraciones crónicas en articulaciones, ligamentos, tendones y músculos, mostrando una importante mejoría del dolor, la inflamación y la movilidad. Evita y pospone en muchos casos la cirugíaprotésica.

Síntomas de la Hernia Discal

Episodios previos de lumbago entre los 20 – 30 años con dolor sordo, difuso qué empeora con la actividad y mejora con el reposo.

Espasmo muscular o contractura qué incapacita y se agrava con cualquier tipo de movimiento: tos, estornudo, defecación, etc…

Dolor en la nalga con sensación de “clavo o mordisco” qué se extiende por la parte posterior y lateral del muslo, alcanzando la pierna y el pie dependiendo de la mayor o menor compresión de la raíz nerviosa. A veces se asocia con insensibilidad, entumecimiento y hormigueo en alguna zona del trayecto descrito.

Aunque el dolor admite todo tipo de posibilidades, por regla general el dolor ciático es muy severo en la zona lumbar y la nalga, y más difuso con hormigueo en la pierna y pie.

En alguna ocasión los pacientes refieren presión como una “pulsera” a la altura del tobillo. También se agrava el dolor al sentarse, al permanecer de pie, andar, pisar el embrague. Se alivia al tumbarse sobre el lado opuesto al dolor con la pierna afectada en semiflexión.

En ocasiones, el dolor puede irradiarse a otras zonas: ingle, periné, testículos y parte baja del abdomen.

Excepcionalmente, se producen de forma brusca y aguda grandes hernias en L4 y L5, asociadas a estenosis del canal, presentándose un cuadro clínico grave con afectación de la cola de caballo cuyos síntomas son parálisis, insensibilidad de las piernas, anestesia en “silla de montar” y afectación de esfínteres, cuyo tratamiento es quirúrgico.

Hernia Discal: ¿Qué es?

El disco, que hemos dicho que es como un cojín, con el tiempo se degenera, pierde contenido en agua, se deshidrata y aparecen fisuras y grietas en el anillo fibroso produciéndose:

Una Protrusión: El núcleo se desplaza y abomba el anillo (se deforma el cojín y el relleno se va hacia un lado) ejerciendo presión en el cordón medular o las raíces.

Una Hernia Discal: Cuando el anillo se rompe y sale parte del núcleo (se rompe la funda del cojín y se sale el relleno).

Esto provoca:

ALTERACIÓN DE LA ESTABILIDAD

  • Inestabilidad
  • Dolor
  • Contractura muscular profunda (Multífidos)
  • Inmovilidad
  • Debilidad, Hipoatrofia muscular
  • Mayor inestabilidad
  • Se crea un círculo vicioso

AFECTACIÓN NEUROLOGICA.

La protrusión o la hernia ejercen presión posterior sobre la Médula, o lateral sobre la raíz del nervio provocando una Lumbociática si es a nivel lumbar o Braquialgia si es a nivel cervical.