Blog

Los dolores de cabeza y las hernias discales

Los dolores de cabeza y las hernias discales

Los dolores de cabeza constituyen un problema de salud habitual en la sociedad y las cifras son alarmantes, el 80% de la población mundial sufre dolor de cabeza una vez al mes. Las consecuencias de este mal que aqueja a tantas personas son la falta de concentración debido al dolor, agotamiento, cualquier tarea se dificulta y en especial cuando afecta a la vista.

La osteopatía puede prevenir o tratar los dolores de cabeza, pero primero hay que identificar la causa de los dolores y su origen. Hay distintos tipos de dolores de cabeza, como la migraña, pero el más común y con el que más acuden los pacientes a las consultas es el dolor de cefalea tensional. Entre las múltiples causas posibles están:

– Estrés y ansiedad, una de las causas más comunes.

– Sobrecarga muscular por posturas mantenidas a lo largo del día, durante horas seguidas. Ésta es sin duda una de las causas más habituales debido al ritmo de vida actual tan apegado a las nuevas tecnologías. También no sólo por mantener una misma postura, sino porque la postura en sí sea incorrecta.

– La hipertensión.

– Factores psicosomáticos.

– En el caso de mujeres (que representan el mayor porcentaje de afectadas), menstruación.

– Problemas renales.

– Bruxismo, una vez más otro síntoma de ansiedad.

– Posturas inadecuadas del cuello al dormir, almohadas que puedan causarlo, etc.

En ocasiones, varias de estas causas se dan a la vez y por ello los dolores de cabeza no remiten. Las técnicas de tratamiento variarán según el paciente, sus causas y factores de riesgo, el osteópata indagará sobre los hábitos de vida y alimentación del paciente, así como de su medicación. Se realizará una exploración al paciente en su musculatura cervico-dorsal, la musculatura concerniente a la mandíbula y el diafragma, etc. Entre algunas de las técnicas, estarían el drenado del hígado, relajación muscular de la columna, reducir tensiones del cráneo y mandíbula y en general reducir las tensiones acumuladas en el sacro y todo lo relacionado con el hueso occipital, donde normalmente se originan los dolores de cabeza, la región posterior. El paciente notaría una opresión en el cráneo de manera superficial. El objetivo es mejorar el riego sanguíneo dentro del cráneo y relajar los músculos, de este modo, la migraña comenzaría a remitir.

La osteopatía contra el dolor de cabeza tiene una tasa alta de éxito, según ciertos estudios, la realineación de la primer vértebra cervical ayudaba a un 82% de personas que padecían migraña, y en el resto de casos la migraña desaparecía.

El resultado del tratamiento con osteopatía se atribuye a tres razones: Mejora de vascularización y mayor oxigenación del cerebro tras recolocar la primer vértebra cervical, debido a su mejora de la circulación de la sangre; reducción de las contracturas en las cervicales y hombros (que ayuda a rebajar la tensión muscular) y eliminación del cuello de botella que comprimen los nervios del cráneo a la altura del Atlas. Los pacientes sienten “liberación” tras el tratamiento.

Además del tratamiento, hay que tener claras las pautas para la prevención de las cefaleas: Mantener un estilo de vida más saludable, utilizar con moderación los aparatos electrónicos como ordenadores, tabletas y móviles, cuidar la postura en el trabajo y en casa, así como para dormir, tratar de vivir con menos estrés, y es muy importante tomar magnesio (reconocida para prevenir los dolores de cabeza) y otras vitaminas útiles como B6, B12 y ácido fólico, que reducen la aparición de migrañas. La osteopatía por su parte también puede ayudar en patologías como los acúfenos y tinnitus, pero aunque pueda remediar tanto dolores de cabeza como otros males, la prevención y cambio de hábitos es imprescindible.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *